fbpx

SINGLE POST

Invex-ERP

¿Qué ganan las empresas que apuestan por un ERP?

Regularmente se habla de forma general del por qué de un sistema para nuestra empresa, un software para inventarios, otro para producción, otro para contabilidad, otro para ruteo, pero las razones principales las listamos a continuación.

1. Mejora el proceso de toma de decisiones.

Los sistemas ERP permiten crear una base de datos compartida con más información y de mayor calidad; que los responsables podrán visualizar en su pantalla en tiempo real, agilizando y mejorando el proceso de toma de decisiones.

2.Planificación realista de los escenarios futuros.

Al disponer de información de mayor calidad es posible realizar estimaciones y previsiones realistas anticipándonos a los escenarios futuros.

3. Las mínimas duplicidades.

En las empresas que todavía no cuentan con una solución ERP es fácil comprobar que sus departamentos actúan con cierta independencia unos de otros, por lo que acaban generando registros e informes por duplicado. La integración que supone el ERP permitirá disminuir drásticamente estas duplicidades.

4. Los sistemas ERP son modulares.

Los ERP están formados por módulos. De esta manera podrás implantar los módulos que tu empresa necesite en cada momento. Si en el futuro tu empresa evoluciona y crece tu ERP lo hará con ella si incorporas nuevas funcionalidades.

5. Total adaptación a las necesidades de tu empresa.

Todas las empresas son diferentes. Por ello tu sistema ERP deberá realizar un análisis previo sobre las necesidades de tu organización para garantizar que la aplicación se adapta perfectamente a ella. La solución ERP debe adaptarse a tu negocio, no al revés.

6. Mayor control y seguimiento.

Los sistemas ERP facilitan el seguimiento del producto a lo largo de la organización, desde que entra la materia prima hasta la entrega del producto acabado a los clientes.

7. Mejor comunicación interna.

El ERP suprime las barreras a la información entre los distintos departamentos integrándolos y mejorando la comunicación interna.

8. Automatización de tareas.

Los sistemas ERP permiten automatizar tareas pesadas y repetitivas que anteriormente se realizaban a mano (generación de albaranes, facturas etcétera).

De ese modo los colaboradores podrán dedicarse a tareas más productivas que realmente son las que nos aportan valor. Pero es más, al reducirse el componente humano, caerá el número de errores (aunque no se eliminará del todo dado que seguirán siendo necesarias ciertas acciones manuales como la introducción de datos).

9. Menos costes, más competitividad.

La mayor eficiencia conseguida, la disminución en el número de errores y la reducción de tareas duplicadas permiten disminuir los costes empresariales. La reducción de costes nos va a permitir

  • Aumentar nuestro margen de beneficios al caer el coste unitario.
  • Reducir el precio de cada producto al disminuir su coste.
  • O ambas.

10. Aumento del rendimiento y del retorno de la inversión en el largo plazo.

Gracias a todas las ventajas anteriores se podrá conseguir un incremento de la rentabilidad y de los beneficios. En otras palabras, el aumento del rendimiento conseguido con la implantación del ERP compensa, en el largo plazo, la inversión inicial realizada.

En conclusión, si bien es cierto que implantar un ERP es un proceso complejo, no necesariamente debe ser doloroso si se gestiona adecuadamente y se dispone del equipo adecuado para líder el cambio. La recompensa la encontraremos en las enormes ventajas que reportará a la empresa que incorpore esta solución… ¿Estás preparado para sumarte al cambio?

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: